La coherencia entre la promesa y la experiencia puede multiplicar por dos la preferencia por la marca.

Las marcas empiezan a comprender que la experiencia del cliente no es lo que dicen, es lo que. hacen. Las marcas comienzan a asumir que nunca tendrán una ventaja en el precio del producto, éste puede ser fácilmente replicado, una cultura de servicio al cliente fuerte no se puede copiar. Diferenciar la oferta para el…