Soy más de comienzos que de finales. Los finales me generan desgarros. No todos, claro, algunos finales son para celebrar. Pero todos los inicios son ilusionantes. Hay expectativas, cosquilleos, algo de nervios, esperanza. Quedan pocos días para que comience el año 2022. 
Será un año comenzado en sábado según el calendario gregoriano. Será también el número 2022 anno Domini o de la designación de era cristiana, además del vigésimo segundo año del siglo XXI y del tercer milenio. El tercer año del decenio de los 2020 y el segundo de la 3.ª década del siglo 21. El Año del tigre, de acuerdo con el horóscopo chino
 
Llevo casi 20 años en España y aún no me acostumbro a comenzar el año con frío. El inicio de un año nuevo era siempre en la playa, en hojotas, con calor y humedad; bien distinto. Este no es ni mejor ni pero, tan solo diferente. Y la nieve, las luces y el frío tienen su toque mágico también. 
 
Empieza el año 2022 que quiere decirnos algo: ¡Chau al individualismo del 1; hola a la era del 2!
Dos de compartir, de colaborar, de sumar. Es un número poco sexy, casi nadie elige el 2 cuando les pides que elijan un número del 1 al 10. Pero ese perfil bajo esconde muchas cosas.
El 2 es esencial para evadirse de la soledad, para compartir el amor, un beso, o un abrazo. Es el número de la solidaridad, la generosidad, la gratitud, la suma y la multiplicación. 
El dos es clave para una buena conversación, para cruzar miradas profundas, para apoyarte en alguien o que ese alguien se apoye en ti. El dos es poderoso, no es sexy, pero potente. El dos nos dice a las claras que no podemos seguir sólos, egoístas, individualistas. El dos nos recuerda la importancia y la relevancia del otro. 
 
El 1 sirve para comenzar, pero el dos es clave para avanzar. Comienza una nueva vuelta alrededor del sol. Se estima que la Tierra ya ha dado 4.470 millones de vueltas alrededor del sol. Yo llevo 52. ¿Qué poquito, no?
Y sin embargo, cada vuelta ha sido un viaje extraordinario de aprendizaje, experiencias, sueños, proyectos, caídas, dolores, encuentros, descubrimientos, abrazos y amor. 
 
Está por comenzar el año 2.022. Y para que el 2 no pase desapercibido en este 2022, se repite tres veces. Y el cero, mudo, resalta aún más el dos. Antes de cerrar el año 2021, quería desearte un extraordinario año 2022. Un año pleno de salud, bienestar, proyectos y sueños cumplidos. 
Desearte que puedas valorar y disfrutar la compañía del prójimo. Damos por hecho, quizás erróneamente, que los demás siempre estarán ahi, y hemos aprendido que no es así. Brindo por más abrazos, más momentos compartidos, menos pantallas y más cara a cara, más alegrías y más comienzos. Por nuevos y vibrantes comienzos, salud.  

 

 

 

 

 

 

 

autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar