Una de las cosas que más satisfacción me da en la vida es poder «enseñar». Lo dice alguien que está siempre aprendiendo y que sabe que no sabe casi nada. Pero enseñar lo poco que se, compartirlo, es volver a aprender. El 12 de Julio de 2016, en Esden Business School, junto a Emiliano Pérez Ansaldi, Coordinador académico del Master, Carlos Maier, Decano de Esden , y Alberto Isusi, CEO de Esden, hicimos entrega de los Diplomas a la primera promoción del «Master BrandOffOn». Un día que jamás olvidaré, como el primer día de clases, allá por Noviembre de 2015.

Estas son las palabras que compartí con el excelente, talentoso y agradecido grupo de alumnos de esta promoción histórica del «Master BrandOffOn»:

«Este es uno de esos días en que la emoción está a flor de piel. Hace apenas 9 meses comenzábamos un viaje, juntos, hacia el futuro del Branding. Lo cierto es que las marcas tratan sobre las personas y el Master tenia que ver con nosotros, con lo que somos, con lo que hacemos.

Recuerdo con emoción el primer día del Master. ¿Se acuerdan?

Pero para llegar a ese día antes tuvimos que soñar.

En marzo de 2014 lanzamos BrandOffOn. No podía concebirse un lanzamiento de BrandOffOn sin una estrategia off + on. Y a quien llamar para que nos ayude a diseñar e implementar la estrategia digital. Todos los caminos conducían a Emiliano. Apenas 28 meses después, o lo que es lo mismo, 126 semanas mas tarde, o lo que equivale a 882 días, BrandOffOn está mas vivo que nunca. Porque ya no es un libro sino que vive en cada persona que lo lee, lo enseña, lo comparte, lo recomienda, los siente, lo aplica.

Corría el año 2014 y tuve un interesante encuentro con Alberti Isusi, al que luego se sumo Carlos Maier. Hablamos de marcas, de educación, del futuro, de la vida. Ninguno de los 3 se imaginaba lo que sucedería meses después.

Meses después surgió la “loca” idea de Emiliano de llevar BrandOffOn a ser Master. El Branding empieza aceptarse como esencial en todo tipo de organizaciones y el Branding del futuro necesitaba un Master. Y como toda nueva idea, sonaba a “loca”. Pero que seria de la vida sin “locura”. La mejor definición de locura: “poder ver más allá”. Compartimos la locura con Alberto quien creyó en la misma y enseguida la bola comenzó a rodar.

Detrás de la configuración de un nuevo Master hay horas y horas y horas de pensamiento, de discusión, de ideas, de momentos de mandar todo a la m… Como todo proceso creativo y de creación ilusiona a la vez que duele. Pero la ilusión y el dolor se hicieron compañeras de viaje y llegamos a un programa completo, humano, diferente y singular.

El sueño, la locura, llámenlo como quieran era tangible, era real. Decía Pablo Picasso que todo lo que uno puede imaginar es real.

Recuerdo con emoción el primer día del Master. ¿Se acuerdan?

Me acuerdo perfectamente. Estaba nervioso, ansioso, contento, era un mix de emociones y ustedes me regalaron uno de los momentos mas felices de mi vida. Fue una tarde de viernes muy especial, muy emocionante, hubieron lagrimas, historias personales de superación, abrimos todos nuestro corazón, hubo creatividad, sensibilidad y sobretodo mucha humanidad.

Vivimos en tiempos donde escasea el tiempo. Tiempos donde todo pasa deprisa. Pero mientras todo pasa, la experiencia queda. Y esto aplica al mundo de las marcas pero sobretodo al de las personas.

Vivimos en una época donde una persona común dice diariamente 2.250 palabras a otras 7 personas. Y si yo tuviese que elegir 10 palabras para ustedes hoy elijo:

Gracias
Futuro
Abrazos
Confianza
Creatividad
Creer
Diversidad
Emoción
Aprender
Compartir

Gracias por compartir estos meses del Master. Se que ha sido un gran esfuerzo para ustedes, pero créanme, sin esfuerzo no hay recompensa, en el Master y en la vida. Gracias por la construcción de un futuro mas humano y emocionante. Los abrazos nos acercan, nos igualan, nos ayudan, nos hacen mas confiados y generosos si duran al menos 6 segundos. Nada mas importante que la confianza en ustedes mismos. Cuando hay confianza los límites se desvanecen y se abre una autopista de oportunidades delante de uno. La creatividad es el ingrediente esencial de cualquier receta necesaria para el siglo XXI. Creer en ustedes es creer en que pueden. Yo creo en ustedes. Crean ustedes también. La diversidad siempre enriquece, no le teman, al contrario. En esta era de lo efímero la emoción recobra un valor porque es trascendental. Aprender es el segundo ingrediente esencia. Hoy acaba el master, pero aprender no acaba nunca. Mantengan las ganas de seguir aprendiendo, siempre. Se puede aprender de las personas mas inesperadas, solo hay que tener la mente abierta y el miedo domado. Compartir es esencial, somos seres sociales a partir que compartimos, entre nosotros, con el mundo.

A pesar de las nuevas tecnologías de la comunicación, ningún artefacto es tan efectivo como el sonido de la voz humana.

Decía que en marzo de 2014 nación un libro. Antes había sido una idea, luego fue un concepto. Ahora un Master y la forma en que muchas empresas crean y construyen sus marcas. Jamás podría haber hecho esto solo. Porque el éxito es el propio camino, con quien lo compartes y con quien lo construyes. Con Emiliano, con Esden, con ustedes, con un grupo fantástico de profesores, de invitados VIP… De gente que cree y comparte una visión de que se pueden hacer las cosas de otra manera.

Vivimos en tiempos de rescatar aspectos esenciales del ser humano, como la ingenuidad de esa risa; de reencontrarse con la niñez y recuperarla.

Recuperar el ¿por qué? Y agregar el “no”, ¿por qué no?

Sólo se trata de mantener la niñez, madurar sin perder la frescura. De recuperar la creatividad, la curiosidad, la energía, las ganas de volar, de ser bombero, súper héroe, astronauta, princesa, fotógrafa, pintor, arquitecto, maestra…

Volver a desafiar lo establecido, preguntarse por qué algunas cosas son como son, ser inquietos, dudar, probar, experimentar… Fallar y equivocarse. Y también perder el miedo a equivocarse.

Caerse una y cien veces. Y levantarse dos y ciento un veces.

Es tiempo de reír más que de llorar. Pero sin dejar de llorar. Es momento de abrazar, y dejarse abrazar. Los abrazos como refugio, como puente, como humanidad, como emoción, como cambio. En todo abrazo hay una necesidad de querer y ser querido…

Gritar los goles de nuestro equipo con el alma. Creer en uno mismo y en que todo lo que somos capaces de imaginar puede pasar.

Soñar despiertos. Soñar mucho. Ya dormiremos cuando seamos viejos.

Todo ello sin dejar de respetar la cultura, las tradiciones. Recordar de dónde venimos, pero no dejar de ver hacia dónde queremos ir.

Mirar, oír, sentir, superar los temores. Luchar contra los miedos. Valor ante el temor.

Entender que la cosas llevan su tiempo. La magia existe, pero el éxito es fruto del trabajo duro, de la constancia, del esfuerzo, de la pasión.

Es tiempo de luchar por los ideales. De tener objetivos y prioridades.

La vida se vive en primera persona, pero se disfruta en plural.

Pregunten si no saben. Y vuelvan a preguntar.

Piensen, pero actúen.

Avancen, despacio o rápido, pero nunca dejen de avanzar.

Agradezcan a sus padres, hermanos, amigos, o maestros.., sean agradecidos. Recuerden sus comienzos. No pierdan la humildad, ni el brillo en sus ojos.

Imaginen el mundo que deseen. Imaginen el mundo donde les gustaría “ser”.

Destaquen, sean originales y auténticos.

Compartan, lean, jueguen, salgan a la calle… Ahí están las historias.

Ayuden a ayudar. Déjense ayudar.

Vuelvan a reír. Todo pasa, pero la risa queda.

Siempre estamos esperando algo. Esperamos poder conectar.

¿Mis deseos para después de esta ceremonia de clausura?

Deseo que la conexión esencial se recupere. Que vuelvan a cotizar las sonrisas, los abrazos, las charlas de café, las miradas, los silencios…

Deseo que los seres humanos hagamos que la solidaridad y la generosidad sean trending topic cada día.

Deseo que en el ranking de búsquedas figuren en la cima trabajo, talento y oportunidades.

Deseo que haya millones de “me gusta” en compartir, colaborar, cooperar y conectar.

Deseo que tus perfiles de padre, madre, hijo, hija, hermano, hermana, nieto, nieta, estén más activos que nunca.

Deseo que te reencuentres con tu niñez.

Deseo que seas todo lo que quieres para tu vida.

Deseo que no bajes los brazos, que levantes la mirada, que digas te quiero, que te dejes querer…

Deseo que podamos entrelazar más a la humanidad.

Lo que constituye la sal de la vida es la relación con los demás.

Vivimos en tiempos donde escasea el tiempo, pero no falta actitud.

Así lo soñamos, lo concebimos y lo llevamos a la realidad. El «Master BrandOffOn» es el ejemplo vivo de que todo lo que puedes soñar es real.

Para terminar, una de las frases más memorables de uno de los creadores más admirados, Pablo Picasso, quién dijo:

Cuando era pequeño mi madre me decía: si te haces soldado, llegarás a general; si te haces cura, llegarás a Papa. Yo quería ser pintor y he llegado a Picasso.

Que cada uno de ustedes llegue a ser su propio Picasso.

Muchas gracias.»

autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar