Captar la atención de la gente es un tema muy importante hoy en día para las marcas. Vivir en un mundo cada vez más conectado significa que cada vez se vuelve más complicado captar la atención de los clientes y de aquellos potenciales clientes. La conectividad ha alcanzado la ubicuidad, de hecho los períodos de atención de la gente se encuentran a niveles mínimos. Se habla de 8 segundos de atención de media. ¡Ocho segundos! El campo de batalla para ganar la atención tiene lugar en las redes y se lucha con un ejercito: los contenidos. Para conquistar la atención del consumidor hay que dejar de copiar las fórmulas ajenas y pasar al ataque: adoptar la creatividad y la innovación como norma, las experiencias como medio y la personalización como fin.

La lucha por la atención es en realidad una batalla por conquistar el tiempo de la gente, y este tiempo significa nada más, ni nada menos que dinero. Se dice que la atención es la nueva divisa para las marcas. Atención = Tiempo = Dinero. Si hoy la atención y el tiempo valen igual que el dinero, nos queda claro entonces la importancia de generar un poderoso contenido en la red, que sea capaz de ganarse el tiempo y la atención de la gente.

atención 01

Nunca ha habido un mejor momento que éste para ser un espectador, un lector, un oyente o un observador de la creatividad humana. Un torrente casi infinito de videos, libros, música, películas, juegos, aplicaciones y creaciones multimedia interactivas se multiplica delante de nosotros. Cada segundo surge algo nuevo, algo más. Cada año, el volumen se agranda y mejora la diversidad y la facilidad de acceso.

Pero mientras los consumidores nunca han sido mejor servidos, aquellos que hasta hoy poseían el monopolio de la producción de contenidos están preocupados por la aparición de nuevos modelos y competidores. La meta es intentar conseguir el elemento mas valioso: nuestro escaso tiempo para prestar atención.

La tendencia invasiva de la tecnología, en especial de Internet, hace que las pantallas que pueblan nuestra vida cotidiana reclamen nuestra atención desde cualquier rincón del planeta y hasta llegar a convertirse en una droga altamente adictiva.

Mientras el tiempo es el único recurso limitado sobre el que tenemos algún control, cada día tendemos que regalar todo aquel tiempo que nos sobra, debido a que no podemos guardarlo ni ahorrarlo. Aunque el tiempo y la atención de las personas son finitos, las demandas sobre su tiempo y atención son infinitos. En la actualidad hay miles de millones de horas de atención infravaloradas y sin explotar. Consideremos el número de horas de todo el mundo dedicada a YouTube, a Facebook, a Instagram o a Twitter. Estos son sólo algunos ejemplos de los grandes aglutinadores de la atención que no han sido plenamente monetizados – todavía. Otros como Netflix sí que lo hacen. No hay límite a las formas creativas para capturar la atención de la gente y no hay fin a la riqueza que se generará por aquellos que las sigan.

Cuanto más aumenta la capacidad de atraer, reunir y captar la atención más demanda habrá para una manera más interesante, inteligente y atractiva de invertir nuestro tiempo en esta superabundancia. Desarrollar estrategias de captación de atención para imponerse en esta apasionante batalla que esta en curso requerirá mucho más que ganas, dinero y herramientas. Necesitará, además, de un nuevo ámbito de acción conductual que se vive en tiempo real y en donde cada segundo cuenta.

Más de 150 millones de usuarios ya están viendo streaming de video en vivo por mes, y se espera que su uso se triplicará para 2017. Lo interesante de este fenómeno es cómo estos servicios capitalizan el deseo de la gente de tener acceso en tiempo real a “momentos que no me puedo perder”. El video ofrece oportunidades para alinear el contenido de las marcas para difundirlos por streaming en vivo. Como resultado, el streaming en vivo continuará creciendo, impulsado principalmente por la música, el deporte, y en menos medida por la política. Se impone, nuevamente, el entretenimiento.

El mensaje más importante ahora mismo es que el consumidor se tiene que dar cuenta de todo lo valiosa que es su atención para las marcas. Que no debe regalarla, ni malgastarla, sino aprender a gestionarla y a dirigirla para ponerla en valor. Si las marcas están interesados en monetizar la atención, lo cuál es válido además de necesario, deberán pensar en que ofrecerán a cambio. Algo que ofrezca auténticamente valor a la audiencia.

Esta nueva relación marca-audiencia empieza a provocar que la gente descubra el valor de su atención. Y a las marcas a pelear por ella sin perder de vista lo más importante: lo humano.

En este mercado cada vez más extendido que está tomando forma, lo que empieza a emerger es la necesidad de una respuesta a esta pregunta: ¿A qué debo prestar atención?

Es en esta respuesta dónde los nuevos gerentes de atención” tendrán que centrar su trabajo. Un trabajo muy arduo y esencial para la supervivencia de la nueva maquinaria de entretenimiento global.

Lo que parecía no ser importante lo es. Lo que parecía no tener valor lo tiene. Hay que aceptarlo, la atención es la base de la nueva riqueza en esta economía digital.

autor
2 Comments
  1. Anne Smurra

    Hola Andy, hoy te descubrí y me parece muy interesante la forma de plantear y encarar el tema branding. Vivo en Argentina, trabajo con marcas y quería saber si das algún curso online o podes sugerirme en dónde estudiar Branding. Gracias!

    • Andy Stalman

      Muchas gracias, Anne
      En España, actualmente dirijo el Master BrandOffOn (http://bit.ly/m-brandoffon) que funciona en modalidad blended.
      Si tenés la oportunidad, creemos que en este momento es una de las mejores opciones de Latinoamérica para estudiar branding.

      Un saludo

      Andy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar