Barcelona, sin miedo y con firmeza.

“Barcelona”, exclamó Don Quijote, es “archivo de la cortesía, albergue de los estranjeros, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos y correspondencia grata de firmes amistades, y en sitio y en belleza, única.” Barcelona fue mi segunda casa no una sino dos veces. La primera en 1996 cuando me fui…